Consejos para la cuidado del bebé de 6 a 9 meses

Una nueva etapa de cuidados

Después de todo este tiempo juntos seguro que sabes qué necesita tu bebé en cada momento. Pero cada etapa abre una puerta a nuevos cuidados y necesidades. Te detallamos las más importantes, y algún que otro truco. Recuerda que cada bebé es un mundo. ¡Nadie mejor que tú para conocer a tu hijo!

Sueño

Pasado el sexto mes, lo habitual es que el bebé ya tenga un ritmo de sueño constante, de unas 11 o 12 horas durante la noche. No todos los bebés son iguales, por eso tendrás que respetar el ritmo del tuyo, y es muy frecuente que a esta edad se siga despertando una o más veces.

Higiene

¿Tu bebé ya tiene algún diente? Entonces empieza a limpiárselo con un cepillo dental mojado sólo en agua. Si tu bebé es un niño, préstale especial atención a la fimosis. Durante el primer año de vida se considera normal, por lo que no debes hacer nada ya que la piel está muy ajustada y podría dañarse si le tocas. Con limpiarle de forma superficial, ¡es más que suficiente!

Juegos

Tras pasarse los primeros seis meses jugando con su cuerpo, a partir de ahora tu bebé se interesará por los objetos. Colores y formas le atraerán mucho más que antes, cogerá las cosas, las mirará, manipulará... cada día con mayor destreza. Elige juguetes que se adapten a las características físicas y a la edad de tu bebé, que ayuden a potenciar sus sentidos, y fomenten el aprendizaje motor y la capacidad de imitación.

Prevención de accidentes

Tu bebé gatea, se mueve o incluso empieza a levantarse y... ¡encima es muy curioso! Préstale mucha atención y no lo dejes sin vigilancia, por muy segura que te parezca la estancia.

Evita que coja objetos muy pequeños

Podría tragárselos o metérselos en la nariz u oídos. Como cada vez tu hijo se moverá más, tendrás que evitar que gatee o camine con objetos en la boca, y despejar la zona de figuritas y otros elementos de decoración. Protege enchufes y asegúrate de que los cables estén en buenas condiciones.

Extrema las precauciones en la cocina

Si te llevas el bebé contigo a la cocina para controlarlo, no cocines nunca con tu bebé en brazos, usa los fogones más inaccesibles y coloca los mangos de las sartenes hacia dentro. En el baño, pon en alto productos de limpieza y medicamentos, mantén siempre el suelo seco y deja la tapa del inodoro cerrada para evitar accidentes. La norma básica es: nunca dejes a tu hijo sin vigilancia. ¡Más vale prevenir que curar!

Este sitio utiliza cookies propias y de terceros. Algunas de las cookies son necesarias para navegar. Para habilitar o limitar categorías de cookies accesorias, o para obtener más información, haz click en Personalizar la configuración.
Acepta las cookies