Los controles del bebé de 0 a 3 meses

Con la ayuda del pediatra

El bebé ya está aquí... ¿y ahora qué? Recibirás los primeros consejos e informaciones de la mano de los pediatras del hospital donde hayas dado a luz. Una vez en casa, será el pediatra de tu hijo el que realice un seguimiento de su correcto desarrollo y resuelva las dudas que puedan surgirte.Cualquier pregunta, ¡consúltale!

Su primera vez en el pediatra

Debes llevar a tu bebé por primera vez al pediatra entre el quinto y décimo día de vida. Realizará un seguimiento del parto, de la alimentación del bebé, de su sueño, deposiciones, frecuencia de tomas, presencia de cólicos... además de realizar un seguimiento de la salud y evolución de la madre.

A partir de este momento, será el pediatra quien te diga cuándo tenéis que volver.

Examen físico

El pediatra comprobará el peso, talla, perímetro cefálico y fontanelas de tu hijo. También explorará sus caderas, ojos, oídos, comprobando que reacciona frente los ruidos y se tranquiliza con la voz de los padres.

Evaluación del desarrollo

Para medir y evaluar el desarrollo de tu bebé, sobre todo sus reflejos primitivos y de tono muscular, el pediatra utilizará el Test de Denver.

Vacunas

El pediatra le administrará las vacunas que toquen según el calendario de tu Comunidad Autónoma. Consulta el apartado "Vacunas" para más información.

Consejos del pediatra

Además de controlar la evolución de tu hijo, el pediatra supervisará el desarrollo de la lactancia materna y/o artificial, además de explicarte las características del sueño a esta edad y sus variaciones, los posibles significados del llanto de tu bebé y cómo actuar en caso de cólico.

También te informará sobre los cuidados e higiene del recién nacido, con consejos sobre prevención de accidentes en casa y de los efectos del tabaquismo pasivo.

Seguridad vial

El bebé debe viajar siempre en un dispositivo de seguridad homologado en función de su talla y peso: hasta los 10 kg debes llevarlo en un capazo del Grupo 0*, cuco para recién nacido, arnés de seguridad para capazo y silla-cesta de seguridad. A estos dispositivos puedes incorporar un reductor para que el bebé quede aún más sujeto. Pregunta en las tiendas de puericultura. Nunca lo lleves en brazos.

* Fuente: Dirección General de Tráfico.

Este sitio utiliza cookies propias y de terceros. Algunas de las cookies son necesarias para navegar. Para habilitar o limitar categorías de cookies accesorias, o para obtener más información, haz click en Personalizar la configuración.
Acepta las cookies